Las mujeres del programa participaron en una sesión de cocina en la que al tiempo que aprendieron nuevas recetas de comida, disfrutaron de una estupenda convivencia entre beneficiarias y voluntarias, compartiendo diferentes costumbres, culturas, descubriendo sabores y comidas, enriqueciendo aún más la sesión.

Dejar una respuesta