¿Quién puede ayudar a reconstruir la vida de otros niños/as?

Ser familia acogedora no es una tarea fácil. No todas las personas son capaces de hacerlo y esto no significa que no sean buenas personas o que no tengan recursos personales.

No es suficiente con querer dar amor. Detrás de cada separación hay una niña o un niño que se ha sentido abandonado, con unas necesidades muy específicas y a veces complejas.

Por este motivo, las familias deben poder dar respuesta a las necesidades de cada menor y poseer la suficiente motivación y flexibilidad para ir adaptándose a las demandas específicas que el niño o la niña vaya presentando a lo largo del tiempo.

Contacte con nosotros

Últimas noticias

20 DE NOVIEMBRE – HOY ES UN DÍA ESPECIAL

HOY ES UN DÍA ESPECIAL, especial para todos/as los niños/as del mundo, para aquellas personas que trabajan por y para ellos/as, y que día...