“¡Somos tan insignificantes a la hora de actuar…! ¿Qué puede importar lo que hagamos individualmente…? Ahí se esconde el engaño. En unas sociedades democráticas, sólo es posible concebir el cambio a través de la transformación de multitud de actitudes individuales. Es más: ésa es la única garantía de que cualquier nuevo rumbo que se tome se mantendrá legítimamente a través del tiempo.”

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”

Dejar una respuesta